Buscan que el deporte sea un derecho para los Adultos Mayores

Réplica de QUADRATÍN

El diputado Ricardo Mejía Berdeja (Movimiento Ciudadano) impulsa una iniciativa para establecer el deporte como derecho fundamental de los adultos mayores, lo cual implicará contar con personal calificado, unidades deportivas e instalaciones adecuadas para la práctica de actividades físicas.

De acuerdo con un comunicado de prensa, para mejorar su salud es fundamental la prevención de enfermedades comunes durante esta etapa de su vida, como los altos niveles de colesterol, la diabetes o la artritis desde temprana edad, fomentando hábitos saludables de alimentación y actividad física”, indicó.

El ejercicio contribuye a mejorar la calidad de vida, porque fortalece las piernas y el cuerpo en general, aumenta la seguridad ante las caídas, fenómeno frecuente y peligroso en este tipo de población. También, el deporte favorece la disminución de dolores, calambres y entumecimientos, porque el ejercicio induce analgesia, caracterizada por una disminución de la respuesta a un estímulo doloroso durante y después de una sesión de ejercicio. Además, mejora el sueño, el estado de ánimo y ofrece distracción.

“El adulto mayor es propenso a sufrir depresiones y pérdida de la autoestima. Con la práctica de ejercicios se contribuye a la salud mental y se favorece la interacción social con su comunidad”, dijo. Para que las personas de la tercera edad puedan hacer ejercicios físicos es necesario que se adecuen los espacios públicos con actividades deportivas, al tiempo de equiparles con instalaciones que posean un diseño universal y permitan la accesibilidad y su óptimo desempeño físico, evitando riesgos.

Por lo anterior, el legislador promueve que en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores haya un apartado en materia de actividad física y deporte para contribuir a impulsar el desarrollo humano integral de este sector de la población. En el 2012, el número de personas de 60 años y más fue de 10.9 millones, lo que representa 9.3 por ciento de la población total. Para el 2050, se espera que la proporción sea de 21.5 por ciento, poco más de una quinta parte del porcentaje total de esta población.

En este año, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) refiere que 43.2 por ciento de los adultos mayores se encuentra en situación de pobreza multidimensional, lo cual limita su posibilidad de acceso a los servicios privados de salud. Datos censales de 2010 señalan que en el 26.1 por ciento de los hogares cohabita al menos una persona adulta mayor.

Para 2011, la morbilidad hospitalaria más alta es por diabetes mellitus y se ubica en la población de 75 a 79 años, el periodo conocido como vejez plena (842 y 915 por cada 100 mil hombres y mujeres, respectivamente). Estudios del Coneval aseveran que en el 2012 el déficit visual es el principal síndrome geriátrico en esa población, pues casi la mitad (47 por ciento) lo presentan. México no está preparado en prácticamente ningún ámbito para brindarles atención pues faltan infraestructura, pensiones y salud de calidad, entre otros aspectos.

Actualmente, en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores no se encuentra plasmado un apartado que permita contar con las directrices para implementar una política pública focalizada a este sector en materia de actividad deportiva y física, lo que menoscaba el ejercicio del derecho a integrarse a la sociedad, elevar su calidad de salud y como consecuencia de vida. “Se ignora la urgente necesidad que tienen los adultos mayores de ejercitar no sólo su cuerpo, sino su mente. Como legisladores, es nuestro deber hacer del deporte un derecho fundamental que posean todas esas personas, así como garantizar la infraestructura necesaria”, destacó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.