Compromisos por la Educación Nacional con equidad y calidad

Réplica en Medios

12 Mayo, 2015

Reforma

En Movimiento Ciudadano estamos convencidos de que con la educación habrá desarrollo, empleo, salario digno y, con ello, paz. Es un derecho humano, inalienable, no jerarquizable y progresivo, que el Estado debe garantizar sin excepción a niñas, niños y jóvenes mexicanos.

Es necesario llamar la atención sobre la trascendencia de la educación para la viabilidad del proyecto nacional. Existe pleno consenso en que la inversión más importante y la acción más significativa para el futuro de México es atender de raíz los problemas que enfrenta el sistema educativo.

Expresamos nuestros compromisos a fin de impulsar una auténtica Reforma Educativa con calidad y equidad, mediante la consulta y el consenso informado del profesorado, los padres de familia, la participación abierta de la ciudadanía y, desde luego, de las autoridades en todos los niveles de gobierno.

Esa Reforma Educativa debe promover una política de Estado consistente y eficaz, sin lesionar derecho alguno, y que garantice:

o Los recursos necesarios para que las escuelas cuenten con docentes de excelencia así como suficiente infraestructura, equipamiento, materiales y mantenimiento;

o La actualización de planes y programas de estudio en concordancia con los fines, objetivos o propósitos del proceso educativo, así como el tipo y la calidad de ciudadanos y ciudadanas que México necesita, incluida la educación cívica;

o La armonización de las diferencias regionales, ya que no puede existir una visión única en materia educativa o en cualquiera de los grandes temas nacionales, en un país tan diverso y con tantas desigualdades como el nuestro; las zonas y los niveles educativos con mayor marginación y rezago demandan atención prioritaria y urgente;

o El fomento de la cultura en todas sus expresiones, internet libre, innovación tecnológica y estímulo al desarrollo científico y tecnológico;

o La atención, con urgencia, de la demanda de educación media superior y superior, a fin de garantizar a nuestra juventud herramientas para enfrentar los retos y construir un mejor futuro;

o La aplicación de políticas públicas, incluidas las de carácter económico y social, para atender el rezago y la eficiencia terminal del alumnado en los diferentes niveles educativos;

o Una adecuada planeación educativa orientada a la mejoría de la inversión pública por alumno;

o La debida y prioritaria regulación de las escuelas normales del país, forjadoras de maestras y maestros sobre cuya adecuada capacitación descansa la columna vertebral del sistema educativo que reclama México.

La ecuación lo es todo. Cuando se deja de enseñar y de aprender, se deja de crecer.

Coordinadora Ciudadana Nacional

Comisión Operativa Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.