DIPUTADOS CIUDADANOS RENUNCIAN A PRIVILEGIOS

  • No harán uso de seguros de gastos médicos mayores, ni seguro de vida.
  • El ahorro para el país será de $18 millones 576 mil 718 pesos por toda la legislatura.
  • Si todos los diputados renunciaran a este privilegio se ahorrarían $371 millones 534 mil 370 pesos.

 

En lo que anunció como la primera de varias acciones de austeridad, Clemente Castañeda Hoeflich, coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados para la entrante LXIII Legislatura, detalló que las diputadas y diputados ciudadanos tomaron la determinación de actuar con congruencia y responsabilidad por lo que informó, en conferencia de prensa en el recinto de San Lázaro, que han renunciado a los seguros de gastos médicos mayores y de vida que se pagan con el dinero de la ciudadanía.

La renuncia es oficial y fue completada con un oficio firmado por toda la bancada de los ciudadanos, mismo que ya fue recibido en la secretaría general de esta cámara.

 

Los Diputados Ciudadanos están conscientes de que para la mayoría de los ciudadanos, los diputados sonsinónimo de corrupción, ineficiencia, derroche, lujos y excesos. Lamentan que hoy en día representan más a un grupo de poder que a la gente y que, además, cobran mucho por hacer poco.

 

Al reiterar su compromiso de estar del lado de los ciudadanos, el diputado Clemente Castañeda, aseguró que la Bancada de los Ciudadanos no son lo mismo que los partidos tradicionales y ratificó que esta es la primera de muchas acciones que realizarán en busca de eliminar el despilfarro y de construir una política de austeridad. Con dicha acción le ahorrarán al país, 6 millones 192 mil 239 pesos al año, lo que representan 18 millones, 576 mil 718 pesos por los tres años de legislatura.

 

Asimismo, los Diputados Ciudadanos invitaron a los diputados de otras bancadas a detener de una vez el despilfarro en la Cámara, que asuman con seriedad este tema y que estén a la altura de los ciudadanos.

 

“Estas acciones las tomamos porque no es posible que en un país donde 21.8 millones no tienen acceso a la salud, el seguro de gastos médicos y el seguro de vida que le dan a los diputados no es una prestación sino un privilegio inmerecido, innecesario y excesivo; un sinsentido y una ofensa para millones de mexicanos”, explicó el coordinador del grupo parlamentario.

 

Castañeda Hoeflich, añadió que renuncian a este privilegio porque el dinero público debe ser usado en beneficio de la gente, no para intereses personales. Porque la salud y la vida de un diputado no vale más que la de un ciudadano, pues un legislador con su salario y con su trabajo, es capaz de adquirir un seguro de vida o un seguro médico, o bien, recurrir a las instituciones públicas, como hacen el resto de los mexicanos.

 

Los Diputados Ciudadanos, consideran que ejercer un cargo público es una responsabilidad y no la oportunidad de hacerse de lujos y privilegios; estar en el Congreso los obliga a honrar su palabra, a cumplirle a los ciudadanos y no mentirles; manifiestan que llegan a esta legislatura con la convicción de dignificar la política y no para servirse de ella, la austeridad es un principio, no un discurso ni una promesa vacía, afirman.

 

Asimismo informaron que en las siguientes semanas anunciarán más medidas para terminar con el despilfarro y, una vez hecho un diagnóstico serio, presentarán una iniciativa que garantice la austeridad en el Congreso.

 

“No se trata de prometer sino de actuar y hacerlo con congruencia y responsabilidad; de demostrar que estamos del lado de los ciudadanos y que no somos lo mismo que los partidos tradicionales. Nuestro compromiso es demostrar durante toda esta legislatura que sí hay diferencias y lo haremos con trabajo y resultados. Para nosotros, el reto apenas comienza”, concluyó el diputado Clemente Castañeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.