En defensa de la Constitución de la CDMX

 

El domingo pasado, decenas de vecinos y militantes de Movimiento Ciudadano participamos en una Rodada Ciclista en Defensa de la Constitución de la Ciudad de México, la cual partió de la Glorieta de la colonia Romero Rubio, en la delegación Venustiano Carranza.

 

Desde ahí hicimos un llamado a los capitalinos a no quedarse de brazos cruzados e impávidos viendo cómo alguien que siente amenazados sus intereses políticos y de partido intenta agraviar una Carta Magna cuyo único objetivo es que el ciudadano tenga una mejor calidad de vida.

 

Nos pronunciamos contra las diversas impugnaciones de Presidencia, PGR y CNDH. También hicimos ver que no es posible que con cinco meses para redactar la Constitución de la Ciudad de México, con todas las consideraciones y debates jurídicos con relación a la reforma política de la capital, hoy se tenga el descaro de impugnar aquello que evidentemente es de vanguardia en materia de la tercera generación de los derechos humanos, y aquello que vamos a reclamar sentidamente en Movimiento Ciudadano, con la gente diciendo sí a la Constitución y sí a la defensa de la misma.

 

En compañía de los integrantes de la Comisión Operativa de Movimiento Ciudadano hicimos énfasis en que evidentemente lo que se observa en estas acciones y controversias jurídicas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación es un asunto que tiene que ver con el miedo político, de que otras entidades federativas repliquen los derechos políticos que ya se ganaron.

 

No es un tema que tenga que ver con velar por la Constitución federal, sino que tiene que ver con una acción política para delimitar a los capitalinos, delimitar el ejercicio natural y el desarrollo político de empoderar al ciudadano. Para que no tenga ni ejerza las facultades que le corresponden.

 

Desde Movimiento Ciudadano hemos dado un sí a la ratificación de mandato, no al fuero de ningún político, sí a los derechos humanos progresistas que tiene la Constitución de la Ciudad de México.

 

En la redacción de la Carta Magna en ninguna de sus partes se estableció esta parte de consideración: si había impugnaciones quién era el facultado para resolverlas.

 

No se consideró, no está ni en los transitorios, ni en el cuerpo mismo de la Constitución. Pero se resolvió que quien legalmente va a dar dispensa al tema es la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

 

La parte de defensa legal le va a corresponder al cuerpo legislativo local que tiene la Ciudad de México, pero la defensa política de la Constitución nos corresponde a todos y cada uno de los ciudadanos en esta gran capital, y esa es la invitación que le extendemos a las demás fuerzas políticas el día de hoy.

 

Al término de la Rodada Ciclista en Defensa de la Constitución de la CDMX, asumimos el compromiso de emprender una ruta de acciones con relación a las impugnaciones que hasta ahora han sido interpuestas.

 

Coincidimos en que, aunque el gobierno federal se empeñe en atacar a la Ciudad de México, no quitará a los capitalinos el logro de tener una Carta Magna de avanzada, además de que con las impugnaciones presentadas hasta ahora se están encendiendo los focos rojos por lo vanguardista del planteamiento de la primera Constitución.

 

Resulta lamentable que los argumentos de los recursos que fueron presentados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tengan más un sentido político que un sustento de constitucionalismo riguroso.

 

Cito, por ejemplo, que la acción de la PGR resulta invasiva al tratar de cuestionar facultades del constituyente, lo cierto es que el gobierno federal no quiere reconocer la autonomía de la capital.

 

Asimismo, nos sumamos al exhorto para que los ministros de la Suprema Corte sean sensibles, reconozcan y resguarden los derechos ganados en la Ciudad de México y que fueron plasmados en la Constitución local.

 

Las impugnaciones presentadas representan un claro intento de no reconocer la soberanía de la capital y por eso debemos establecer un frente común, ir todos juntos para impedir cualquier retroceso.

 

La Constitución de la CDMX es moderna, plantea muchos conceptos nuevos que deben defenderse desde un frente ciudadano, y resulta criticable que en un procedimiento impuesto por el órgano federal esté ahora inconforme a pesar de que ellos impusieron más de la mitad de los diputados constituyentes.

 

Replica de medios.

Medio: La Jornada Guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.