Erróneo que el recorte al gasto público afecte, en mayor medida, a áreas prioritarias como la educación pública y el sector salud: Martha Tagle

Réplica de Medios

José Buendía

27 de junio 2016

 

Un recorte de más de 12 mil millones de pesos no puede ser la respuesta del gobierno mexicano a las demandas que han hecho el movimiento magisterial y el del sector salud.

Hechos como el “Brexit” no pueden ser usados como justificación para implementar medidas extraordinarias y, con ello, no reconocer los errores de la política económica interna.

Tras la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea, la cual provocó una volatilidad en los mercados, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, anunció el segundo ajuste preventivo al gasto 2016, el cual consta de 31,714.8 millones de pesos, como parte de las acciones para reducir los impactos negativos del llamado “Brexit”.

Al respecto, la Senadora Ciudadana, Martha Tagle Martínez expresó “los recortes al gasto público son una medida que se hace con el pretexto de hacer frente a los cambios generados por el sistema económico internacional, y estos no deberían perjudicar a ámbitos de por sí desatendidos por el gobierno, tal y como se hizo en esta ocasión respecto a los sectores educativo y salud, que fueron los más afectados por el recorte.”

Lo anterior, se desprende del hecho de que el rubro de Educación Pública y el de Salud sufrirán un recorte en “gasto corriente” por 6,500 millones de pesos cada uno, por lo que Tagle Martínez externó mayor preocupación al considerar, por un lado lo acontecido en recientes semanas respecto al movimiento magisterial en el país y, por el otro, a las demandas de las y los médicos que incluso, en días pasados convocaron a un paro nacional para exigir mejores condiciones laborales; demandas que se centran justamente en la poca inversión pública que se hace para sostener implementos necesarios para el desarrollo de su trabajo, como son gasas, material de curación, o condiciones dignas en salones de clase.

“De cara a la elaboración del presupuesto para el 2017, el Legislativo debe considerar recortes a las partidas discrecionales que manejan grupos parlamentarios, disminución de sueldos de legisladores y altos funcionarios de la Administración Pública, así como una nueva fórmula de asignación de recursos públicos a partidos políticos, para disminuir realmente el gasto innecesario”, advirtió la Senadora Ciudadana.

“Asimismo, no se debe olvidar que la política económica en el país ha estado mermada por una serie de medidas equivocadas que, a la larga, han generado que las consecuencias de la depreciación de la moneda nacional sean mayores; por ello, hechos como el “Brexit”, no pueden ser usados como justificación ni como pretexto para implementar medidas extraordinarias y, con ello, no reconocer los grandes errores internos, es urgente hacer un replanteamiento acorde a las necesidades nacionales y al contexto internacional”, apuntó Tagle Martínez.

Foto: JoseBuendíaMX 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.