Estoy aquí para sumarme y decir alto a la violencia: Ruiz Ovando

Diputados Ciudadanos CDMX 

06 abril 2016

 

La diputada Local en la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Nury Delia Ruiz Ovando, se sumó ayer a la marcha pacífica que realizaron los pijijiapanecos para pedir a las autoridades el esclarecimiento de la muerte de la joven Maricarmen Escobar, quien a sus 16 años de edad, fue privada de la vida por sujetos que hasta el momento no han sido detenidos.

La legisladora con raíces pijijiapanecas abundó: “Estoy aquí para sumarme a esta marcha pacífica, por manifestarnos por tanta inseguridad que se vive; yo también estoy de luto, me uno a la solidaridad de los familiares de la chica que a tan temprana edad le cortaron la vida, por ello les digo que con espíritu voy a seguir trabajando para las mujeres, ya no más feminicidios en México”.

Entrevistada posterior a la marcha Nury Delia Ruiz Ovando, informó que esta muerte no debe quedar impune. “El tema de Maricarmen me duele, soy de aquí y por eso me duele esta arbitrariedad, por eso voy alzar la voz desde la tribuna para exhortar a las autoridades que haya persona confiables en el tema de la seguridad”, agregó.

En esta marcha, donde se sumaron cientos de habitantes, Ruiz Ovando reconoció el valor del alcalde Aristeo Trinidad Nolasco, quien en su momento salió de sus oficinas para entrevistarse con los manifestantes “reconozco al presidente que tuvo el valor de salir y recibirnos, eso habla bien de él, recibió nuestras peticiones y dijo que va a poner mayor seguridad, a la vez fue relevado el director de la policía Mando Único y aceptó la creación de un Consejo Ciudadano”, reiteró.

“Me uno a esta marcha e invito a la ciudadanía a no vivir con temor, Pijijiapan debe seguir siendo un pueblo tranquilo y tenemos que seguir haciendo nuestra vida normal, yo voy a venir las veces que sea necesario a este municipio, porque me duele lo que ocurre y porque aquí están mis raíces”, aseveró la entrevistada.

No más feminicidios, no más impunidad

En seis años, más de mil 900 mujeres y niñas fueron asesinadas de forma violenta en México y casi la mitad de ellas con armas de fuego. Esto ubica a nuestro país, junto con otras nueve naciones latinoamericanas, entre los 25 países con la mayor tasa de feminicidios del mundo.

La crisis de seguridad en Ciudad Juárez, donde la tasa de homicidios de mujeres llegó a niveles 20 veces superiores al promedio global, disparó el nivel de feminicidios, pero el contexto del narcotráfico y la violencia creciente en estados como Guerrero, amenazan con mantener a México entre los países más peligrosos para las mujeres en el mundo.

Los datos y análisis corresponden al estudio denominado “Carga Global de la Violencia Armada 2015. Cada Cuerpo Cuenta” elaborado y publicado cada tres años por dos organizaciones no gubernamentales europeas con el apoyo de Naciones Unidas, y el cual dimensiona los costos humanos de la violencia a escala global a partir de información oficial.

“Me uno a esta marcha e invito a la ciudadanía a no vivir con temor, Pijijiapan debe seguir siendo un pueblo tranquilo y tenemos que seguir haciendo nuestra vida normal”.

Nury Delia Ruiz Ovando

Diputada local de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.