Fuertes liderazgos para 2018: Esthela Damián

Réplica de Medios

La Jornada Guerrero 

22 junio 2016

Varias víctimas son las que cobraron ya las elecciones del pasado 5 de junio, entre ellas los dirigentes nacionales del PRD, Agustín Basave, y del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quienes tuvieron que cargar toda la responsabilidad de los malos resultados obtenidos.

Por lo que respecta a la capital del país, el Constituyente se adelantó con discusiones políticas sobre propuestas de modificación a la Carga Magna federal, así como de candidaturas a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México y a la Presidencia de la República.

Al respecto, no me equivoco al afirmar que la candidatura presidencial hacia 2018 exige fuertes liderazgos, más que compromisos con cúpulas partidistas.

Movimiento Ciudadano es el único instituto político que incluyó en sus estatutos la posibilidad de tener hasta 50 o más por ciento de candidaturas ciudadanas, es decir sin ningún tipo de afiliación.

Y así lo hemos hecho; ahí está, por ejemplo, el caso de Enrique Alfaro, hoy alcalde de la ciudad de Guadalajara.

Por otro lado, de cara a la redacción de la nueva Constitución de la CDMX, he adelantado que la capital del país debe ser pionera y ejemplo en materia de tolerancia a todo tipo de preferencias sexuales, culturales y religiosas, por lo que en la Carta Magna se buscará plasmar los derechos conquistados hasta ahora por la comunidad lébisco-gay.

En este sentido, me he manifestado a favor de poner en práctica medidas preventivas con base en programas educativos, a efecto de concienciar a la población sobre los resultados de vivir en un ambiente de hostilidad y violencia.

Ahí tenemos, por ejemplo, el tiroteo ocurrido en un bar de Orlando, Florida, lo cual es señal de la urgente necesidad de legislar y operar acciones en pro de los derechos sobre la diversidad sexual.

Por lo anterior, desde Movimiento Ciudadano hemos hecho un llamado a los gobiernos local y federal a efectuar una mayor inversión en materia educativa, porque la educación es el elemento fundamental para alcanzar mayor progresividad, tolerancia y mejor convivencia.

En el Constituyente haremos todo lo posible por salvaguardar los intereses de todas las personas sin importar sus preferencias sexuales, pues es nuestro deber garantizar una sociedad libre y segura, no sólo para las más de 875 mil personas integrantes de la comunidad lésbico-gay de la Ciudad de México.

Aún hay mucho por hacer y mentes que transformar para hacer frente a la discriminación que persiste hacia ese sector de la sociedad en temas como salud y educación, en el sistema legal y en sus áreas de trabajo, además de enfrentar en las calles la represión y el juicio ante la mirada pública.

Es una verdadera pena que seamos valorados con base en nuestras preferencias y no en relación con nuestras capacidades o virtudes. Es por ello que rechazamos actitudes denigrantes hacia la población.

Finalmente, no quiero omitir la condena de Movimiento Ciudadano a los ataques e insultos que recibió nuestro coordinador parlamentario en la Asamblea Legislattiva del Distrito Federal (ALDF), Armando López Campa, de Iván Texta Solís, del PRD, en la pasada sesión de la Diputación Permanente.

En su oportunidad, la Comisión Operativa de movimiento naranja lamentó la forma vil, grosera, prepotente e intolerante, no propia de un legislador, de la que hizo gala el tesorero de la bancada perredista al hacer uso de la tribuna para arremeter contra el líder de MC en la Asamblea Legislativa, cuando se discutía la solicitud que hizo para que compareciera el secretario de Movilidad, Héctor Serrano.

Los integrantes de la Comisión Operativa de Movimiento Ciudadano en la Ciudad de México expresamos nuestro firme apoyo a Armando López Campa, coordinador parlamentario en la Asamblea Legislativa, cuya labor se traduce en hechos más que en números.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.