La constitución es el imaginario de lo que queremos

Réplica de Medios

El Andén

01 de  Mayo 2016

 

 

Esthela Damián Peralta, aspira a que la ciudad de México sea más tolerante, llena de cultura cívica, segura, con servicios de calidad, con ciudadanos empoderados y con mejores gobiernos y legisladores.

Es coordinadora estatal del partido movimiento ciudadano en la capital, y ahora candidata a la asamblea constituyente de la ciudad de México, tiene una agenda estrecha y tuvimos que alcanzarla en uno de los eventos ciudadanos que a diario tiene para recibir las propuestas que le llevan, y que buscará integrar a la constitución, de llegar a ser legisladora.

Es una de esas políticas que comprenden que sirven en una democracia, y que abrazan los retos y las oportunidades que les ofrece su trabajo. Platicamos con ella, antes de que atendiera a un grupo de empresarios de la central de abastos de la ciudad, quienes le entregarían sus planteamientos e inquietudes.

Al no partir de cero en la conformación de la constitución de la ciudad, ¿qué crees que deba cambiarse de los actuales ordenamientos?

La ciudad no es una entidad que nazca a partir del constituyente, sin embargo nosotros consideramos que habrá un parteaguas, y la constitución va a marcar un derrotero: o es progresiva o recesiva.

Me parece que mucho de lo que se tiene se va a mantener, sin embargo, cuando se abre la idea de crear una constitución de la ciudad, que hace catarsis por los poderes federales y por la concentración de población, lo que generas es un imaginario, que va más adelante, una expectativa con temas aspiracionales, entonces vemos la constitución como una posibilidad para que eso suceda.

Podemos no partir de cero, pero igual y sí partimos de menos cero, considerando algunos ejemplos.

¿Cómo cuáles?

Temas muy concretos, el desarrollo urbano en la ciudad es caótico, me decían que tenía que ver con la ley de desarrollo urbano porque es un problema de corrupción, y sí creo q tiene que ver con las dos cosas, en un mismo ejemplo te pongo dos cosas en donde partimos de menos cero, de cómo tener una ciudad que ya no quieres que funcione así, por eso la constitución abre una posibilidad de decir esto está mal y se puede corregir, de lo que no exista se cree.

¿Entonces el nuevo ordenamiento es una visión de lo que queremos?

Sólo cuando te detienes a reflexionar con la gente y haces este tipo de análisis es cuando logras captar el interés ciudadano, porque cuando le dices te interesa la constitución de la ciudad, dicen que no significa nada, pero cuando le comentas que se puede establecer la prohibición de la concesión del agua a un privado, ahí ya es atractivo pues les abres las posibilidades para que sus derechos reclamados desde hace tiempo aparezcan.

¿Cómo llegar a más ciudadanos para que participen?

Mi mayor preocupación en esta jornada electoral atípica es justamente que se tiene encapsulada, secuestrada, porque pareciera que no le interesa a nadie más  que al círculo rojo o la clase político, hay muy poca gente fuera de este tema.

Tienes que estar en permanente reflexión con ellos y plantearles el nuevo modelo democrático que se va a tener en la ciudad, y abrir tus propios paradigmas e incluirlos, nosotros nos dimos a la tarea de recepcionar todas las propuestas que nos lleguen para darles cause.

Se corre el riesgo de tener una muy baja participación, y el riesgo más grave es que efectivamente esta «mayoría que ya se tiene preconcebida entre los 40 que van a llegar no propuestos sino impuestos, y los otros  que van a ser electos con una bajísima participación ciudadana, sino logramos revertir esta tendencia.

¿La constitución sirve en la práctica, es decir, buenas leyes pero la implementación?

A veces también creo que la norma sale sobrando cuando la voluntad no existe para que se cumpla la misma o se respete, te diría que en la ciudad hemos tenido claroscuros legislativos, pero también en el modelos de vida que queremos

A mí me tocó como diputada, despenalizar el aborto, y me preguntas si es letra muerta?, y ha sido una de las reformas más revolucionarias a nivel nacional, en beneficio de la salud de las mujeres; en esa legislatura surgió el antecedente de los matrimonios entre personas de mismo sexo y se da sociedades en convivencia, y me preguntas si son cosas concretas?, claro, también el tema que tiene que ver con la voluntad anticipada o espacios libres de humo.

¿Entonces falta voluntad política?

Sí claro, se necesita que la autoridad que tiene a su cargo o la misma sociedad cumplan las normas, que se armonice con ellas. Esta legislación del constituyente, tiene que ser absolutamente respetuosa del mandato popular

¿Qué temas en lo personal te interesan, estén incluidos o no en la plataforma de movimiento ciudadano?

Tenemos que velar por los derechos de avanzada, el internet libre y gratuito puede ser una realidad, no contraviene a la constitución federal, la ciudad tiene una infraestructura basta y se pueden generar las condiciones a largo plazo.

En materia de medio ambiente, me parece obligatoria la necesidad de cambiar el transporte público de baja densidad, microbuses, trolebús por vehículos que sean sustentables y que generen menos emisiones contaminantes.

Garantizar en la constitución una inversión permanente para transporte público masivo (metro, metrobús), porque si lo dejamos a las sanas intenciones no va a suceder.

Y el empoderamiento ciudadano, a través de todas las herramientas con las que se pueda contar (plebiscito, referéndum). Podría ser la corona del éxito para que la gente siga participando, establecerlas como una posibilidad real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.