Las mariposas, símbolo de la lucha contra la violencia

El Día de la No Violencia contra la Mujer se celebra el 25 de noviembre. La fecha conmemora el asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, ocurrido en el año de 1960, quienes eran militantes opositoras a la dictadura que ejerció Leónidas Trujillo por más de 30 años en la República Dominicana.

La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, emitida por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 20 de diciembre de 1993, define la violencia contra la mujer como toda agresión que pueda resultar en daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.

Una travesti golpeada por un policía, un hombre o mujer que ofende verbalmente a una chica por ejercer libremente su sexualidad, son hechos que se repiten diariamente y poco se cuestionan. Pese a que los agresores reciben castigos en su contra, a diario se reproducen situaciones de violencia que pasan desapercibidas y que construyen y legitiman conductas violentas.

La fecha para la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, denominación oficial, se eligió durante el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que se llevó a cabo en Colombia en 1981, se acordó el 25 de noviembre como forma de rendir homenaje a las tres hermanas dominicanas.

Las Mirabal, que eran conocidas como “las Mariposas” durante sus actividades clandestinas en contra de la tiranía de Trujillo, se convirtieron en símbolo de la resistencia popular y feminista.

El 25 de noviembre de 1960 Minerva y María Teresa fueron a visitar a sus esposos a la cárcel en compañía de su hermana Patria. Miembros de la policía secreta de Trujillo las interceptaron en un lugar solitario del camino. Cubiertas de sangre, destrozadas a golpes y estranguladas, las hermanas fueron puestas nuevamente en el vehículo en el que viajaban y arrojadas a un precipicio, con la finalidad de simular un accidente.

Conmovidos y escandalizados por los asesinatos, los habitantes de la República Dominicana impulsaron el movimiento para derrocar a Trujillo. Finalmente, el dictador fue asesinado en 1961 y su régimen cayó poco tiempo después.

“En este Día Internacional, exhorto a todos los gobiernos a que cumplan su promesa de poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en todas las partes del mundo, e insto a toda la población a que apoye este importante objetivo” declaró Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, durante el discurso conmemorativo del evento en 2012.

A pesar de la invitación del funcionario internacional, y aun cuando el Instituto de Mujeres del Distrito Federal ha instrumentado medidas que promueven el derecho de las mujeres de vivir libres de violencia, como el seguro contra la violencia, a través del cual se otorgan apoyos económicos a víctimas, las agresiones hacia la mujer siguen siendo una constante en nuestra sociedad.

Es de reconocer la creación de programas como el de Reinserción Social, a través del cual se otorgan servicios especializados a las víctimas de violencia extrema sin embargo, las medidas resultan insuficientes ante la falta de denuncias.

Para erradicar el problema de raíz se debe trabajar más en medidas de prevención que en programas de rescate a víctimas. Documentos como la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del DF demuestran el interés de las instancias gubernamentales y la misma sociedad civil para combatir la violencia de género.

“Las mariposas” representan la lucha de las mujeres, de todos y todas los que se enfrentan a la violencia, y también el deseo de construir una sociedad diversa, plural y justa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.