No sólo es actuar contra vagoneros.

Replica de medios.

Medio: El Norte

Fecha: 19 de agosto del 2015

 

Cd. de México (19 agosto 2015). La mejora en el servicio del Metro no vendrá «por obra del Espíritu Santo», aseguró el diputado Cuauhtémoc Velasco, quien urgió al director del Metro, Jorge Gaviño, a intervenir este sistema de transporte de manera integral y no sólo con acciones aisladas como el operativo contra los vagoneros.

 

«Yo estoy haciendo un llamado de alerta para que se priorice lo fundamental. Los vagoneros son muy incómodos en el Metro porque llevan el sonido muy alto y molestan a la gente y es importante poner orden con ellos sin descuidar lo básico, lo fundamental, que son los rezagos acumulados.

 

«Llamo a una atención integral al Metro para que en verdad mejore el servicio, de otra manera van a ser parches o medidas de distracción y de nada van a servir porque en un momento van a llamar la atención, van a parecer muy espectaculares y al paso de los días se van a diluir», señaló el legislador de Movimiento Ciudadano, integrante de la Comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad.

 

Consideró urgente asignar recursos suficientes para el mantenimiento de los trenes y de las instalaciones.

 

Señaló la problemática existente con las puertas, ventanas y sistemas de ventilación, por ejemplo.

 

«Es muy importante que la población, usuarios y la propia Asamblea tome conciencia de la gravedad de los problemas que enfrenta el Metro y que se den los pasos necesarios para corregirlos porque se está hablando de mejorar el servicio, de mejorar la calidad.

 

«Pero por obra y gracia del Espíritu Santo no se van a alcanzar esos objetivos, se requiere un esfuerzo para mejorar las condiciones de mantenimiento», añadió el legislador.

 

Durante la sesión ordinaria de la diputación permanente, Velasco subió al Pleno a dar un pronunciamiento sobre el diagnóstico al Metro presentado en días pasados por Gaviño.

 

Dejó en claro que es momento de voltear a ver al Metro como un sistema integral y no sólo atender los problemas de la Línea 12 que han estado bajo el escrutinio público.

 

En este sentido, ejemplificó la urgencia de necesidades integrales con el actual operativo Cero Tolerancia, para inhibir a los vagoneros y bocineros.

 

«Este operativo hacía falta, pero también me parece hace falta se rescate el programa para darles ocupación a los bocineros».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.