Por un nuevo reglamento de tránsito metropolitano- Esthela Damián Peralta

Réplica de Medios

La Jornada Guerrero

30 de Marzo 2016

Un nuevo Plan de Contingencia Ambiental y Norma Emergente de Verificación Vehicular será presentado mañana jueves en la Ciudad de México por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), luego de las malas condiciones del aire que se registraron en la capital y que orillaron a aplicar la fase 1 de contingencia ambiental.

Entre las medidas que incluye el nuevo plan para enfrentar las contingencias ambientales en la ciudad figura la utilización de una nueva tecnología en los verificentros, cambios en el Programa Hoy No Circula y la modificación de los límites de contaminantes para activar la contingencia.

Una nueva normativa en el Programa Hoy No Circula se aplicaría a partir del segundo semestre del año, para lo cual se está trabajando en conjunto con la Secretaría de Salud. Ambas instancias deberán de determinar los niveles de contaminación para la aplicación de este nuevo sistema. Se tiene previsto que el transporte público y el de carga también se ajusten a la verificación vehicular.

A las acciones anteriores, Movimiento Ciudadano propone redefinir el concepto de zona metropolitana, que se fije el programa de acuerdo con estudios técnicos ambientales y la realidad de la megalópolis, así como un nuevo Reglamento de Tránsito Metropolitano.

De manera adicional, hemos solicitado que la verificación por contaminación no sea sólo a automóviles, sino que se extienda a todas las empresas que existen en la ciudad y que se revise la situación que priva en los tiraderos de basura.

Por otro lado, urge que el gobierno capitalino trace, con carácter de urgente, una estrategia que permita atender el grave problema de tránsito que se enfrenta en la capital.

Además, la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller, debe informar sobre el primer lugar mundial en congestionamiento que ocupa la Ciudad de México, de acuerdo con el índice de Tráfico 2016 que recientemente se dio a conocer.

Ante la última contingencia ambiental por altas concentraciones de ozono en el Valle de México, resulta alarmante que, según dicho estudio, en la capital los automovilistas tarden hasta 59 por ciento más para llegar a un destino que en una situación ideal de fluidez.

Asimismo, es preocupante que un habitante de la Ciudad de México gaste cerca de 209 horas extras al año por el tránsito vehicular.

Uno de los factores que han contribuido al caos vial en la capital del país es el alto número de semáforos que no funcionan adecuadamente o que están averiados.

De acuerdo con datos de la propia Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSPDF), existen más de 12 mil 800 semáforos, de los cuales sólo 30 por ciento son monitoreados, razón por la cual se desconoce el número de fallas que presentan todos los aparatos cada día.

Al respecto, es necesario precisar que los semáforos se pueden desconectar, tener una falla por energía eléctrica, se les puede dañar un foco, sufrir un cortocircuito o daños al ser impactados por un vehículo, pero las limitaciones que existen en el monitoreo dificulta que sean reparados a la brevedad.

 

Por eso apoyamos el proyecto de la SSPDF para implementar un sistema para agilizar el tránsito vehicular con los llamados semáforos inteligentes, el cual se dividirá en etapas.

En la primera etapa se buscará atender entre 20 y 30 por ciento del total de semáforos, y confío en que al término de la actual administración será una realidad la aplicación del proyecto en su totalidad.

El Centro Mario Molina, el único premio Nobel de Química mexicano, apunta que el transporte es la principal fuente contaminante de la zona metropolitana del Valle de México. Provienen de ahí 46 por ciento de todos los contaminantes. Por ello ha sugerido algunas políticas drásticas e impopulares para mejorar la calidad del aire.

Una de las medidas que propone el centro de estudios es desincentivar la compra de automóviles privados y, a su vez, fomentar el transporte público. Una medida que no gustará a todo el mundo, pero que es necesaria debido a la ingente cantidad de vehículos que circulan por la capital, alrededor de cinco millones.

También, frenar el crecimiento de la “mancha urbana”. El organismo propuso que el gobierno impulse políticas de desarrollo territorial “racionales” que contengan el crecimiento horizontal de la ciudad y rescaten el espacio público y las áreas verdes.

Uno de los motivos por los cuales existen tantos coches en la capital es este desbordamiento de la urbe. El tiempo medio diario que dedican los habitantes en transporte es de dos horas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.