PROCESO DE LA CONSULTA INDÍGENA PARA LA CREACIÓN DE UNA LEY EN LA MATERIA

Marzo 18, 2015

PRONUNCIAMIENTO DEL DIP. CUAUHTÉMOC VELASCO OLIVA

SOBRE EL PROCESO DE LA CONSULTA INDÍGENA PARA LA

CREACIÓN DE UNA LEY EN LA MATERIA.

El 2 de agosto del 2012, se aprobó la “Metodología General para la Consulta Indígena”, documento firmado por las dependencias involucradas en el proceso: la Comisión de Asuntos Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios y Atención a Migrantes de la ALDF; Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las comunidades del Gobierno del Distrito Federal; y Consejo de los Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal. Esta Metodología General también indica la participación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos a través de la Comisión de Seguimiento.

En Julio de 2014 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el “Aviso por el que se da a conocer la convocatoria para el desarrollo de la consulta indígena para la creación de la Ley de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes en el Distrito Federal”, mediante la que se convoca a “todas y todos las y los integrantes, representantes y autoridades tradicionales de los pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes en el Distrito Federal”, a participar a través de las respectivas asambleas comunitarias en la consulta para la creación del Anteproyecto de Iniciativa de Ley en la materia.

Una vez que se hayan realizado los procedimientos citados, corresponderá a la Asamblea Legislativa asumir el compromiso de dar seguimiento al trabajo desarrollado por las instituciones mencionadas y sobre todo por los pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas residentes en el Distrito Federal, mediante el reconocimiento de los derechos que son ejercidos de facto por los habitantes de estas comunidades pero que no tienen alcances jurídicos. Atender a estas poblaciones con un sentido de pertinencia cultural es muy importante pues de acuerdo al Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018 viven más de un millón y medio de ellos en la Ciudad.

Cabe señalar que es lamentable e irresponsable para el Estado que uno de los grupos de población más discriminados, maltratados y excluidos sean los pueblos y comunidades indígenas.

Los pueblos y comunidades, muy conscientes de su realidad, el 28 de febrero del presente año hicieron pública la Consigna de Anáhuac 2015, en la cual exigen la aprobación de la Ley de pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas del Distrito Federal en la presente Legislatura.

El Estado tiene la obligación de implementar programas y acciones para el desarrollo sustentable de los pueblos y barrios originarios y las comunidades indígenas residentes. En este sentido, es fundamental otorgar un marco jurídico que reconozca como sujetos de derecho a los pueblos y barrios originarios del Distrito Federal y sus derechos colectivos.

Además debe existir una concordancia entre las diferentes normatividades que existen en el Distrito Federal para establecer claramente los derechos de los pueblos originarios y la dependencia pública que lo garantiza, con pleno apego a los derechos humanos.

Entre esto, se debe considerar la modificación a la Ley de Participación Ciudadana para que sean reconocidos los 143 pueblos y 55 barrios originarios de las dieciséis delegaciones que conforman el Distrito Federal. Se debe legislar particularmente sobre el patrimonio cultural de los pueblos y garantizar la preservación de los saberes, conocimientos, tecnologías, manifestaciones artísticas y rituales y acciones comunitarias de preservación de la memoria histórica, el reconocimiento jurídico de autoridades y representantes tradicionales, el derecho a la consulta en obras de impacto ambiental, sobre los servicios públicos o culturales que se pretendan realizar pues existe amenaza a la propiedad y cohesión social ante el desarrollo urbano desordenado y que no considera la opinión de las comunidades que afectará, reconocimiento e implementación de derechos y políticas públicas diferenciadas según su lugar de origen, reconocimiento de derechos colectivos comunes que hagan posible su permanencia y la reproducción social comunitaria, su diversidad de instituciones, sistemas normativos, culturas, idiomas, historias, cosmovisiones y otros aspectos relevantes de su propia identidad. Éstos aspectos deben ser atendidos para garantizar, proteger y promover los derechos de estas comunidades.

Hacemos un llamado a las Comisiones de Gobierno y de Pueblos y Barrios Originarios y Atención a Migrantes de esta Asamblea, a que una vez presentada la Iniciativa de Ley de pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes en el Distrito Federal, se revise al interior de las mismas de manera expedita, garantizando su seguimiento y blindando tanto a la Consulta como a la Ley de cualquier acto de indiferencia, rezago o revisión superficial por intereses políticos particulares ante el inminente cambio de legislatura.

Asimismo hacemos un llamado a los pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas residentes a no perder de vista la Iniciativa de Ley una vez que ésta sea presentada en esta Legislatura. Debemos redoblar esfuerzos para que esta Ley sea aprobada por la VI Legislatura, y cumplir con este compromiso que ha quedado pendiente en las tres últimas legislaturas. Sólo con la información, la comunicación y la organización podremos concretar el esfuerzo realizado por ustedes en años, ya que han aportado su experiencia, su liderazgo, su tiempo y sus recursos materiales y económicos para que esta iniciativa de ley sea una realidad. No podemos seguir esperando, ya lo hicieron por más de 500 años y es visible que se requiere resarcir las condiciones de exclusión, marginalidad, pobreza e indiferencia en la que han vivido y sin embargo, sobrevivido.

ATENTAMENTE

DIP. CUAUHTÉMOC VELASCO OLIVA

Coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.