Tagle va por reforma para proteger la identidad

Réplica de Medios

El Universal 

15 de enero 2016

Presenta iniciativa para castigar la suplantación de personalidad con prisión dos a seis años y de 500 a 700 días del valor diario de la Unidad de Medida

 La senadora Martha Tagle presentó una iniciativa a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para incorporar en el Código Penal Federal el delito de suplantación de la identidad, considerada como uno de los ilícitos de más rápida expansión en los últimos años.

 Con esta reforma, la senadora sin bancada, pero perteneciente al Partido Movimiento Ciudadano, plantea que comete el delito de suplantación de identidad el que utilizando cualquier medio, se apropie y utilice de manera ilícita datos e información personal que legítimamente pertenezcan a otra persona, ya sea con consentimiento o sin consentimiento.

 Propone que esa conducta se sancione con una pena de dos a seis años de prisión y de 500 a 700 días del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización. A quien se valga de la homonimia, parecido físico o cuando el ilícito sea cometido por un servidor público aprovechándose de sus funciones, o por quien sin serlo, se valga de su profesión, confianza o empleo para ello, se le aumentará en una mitad la pena.

 Tagle expresó que tan sólo en el primer semestre de 2015, este delito se incrementó 40% con respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 20 mil 168 a 28 mil 258 casos.

 Sin embargo, los esfuerzos por detener esta conducta han sido dispersos y aunque estados como Colima, el Distrito Federal, Estado de México, Tabasco y Nuevo León han adecuado sus códigos penales para reconocer algunos casos, el ilícito no se encuentra tipificado ni sancionado a nivel federal, advirtió la senadora independiente.

 Argumentó que el robo de identidad, que se ha convertido en la forma más común del fraude al consumidor que se comente en internet, “puede causar efectos depresivos en la economía, elevar los costos del crédito y reducir la confianza en el comercio electrónico”.

 Dijo que el monto reclamado por los usuarios, en el primer semestre de 2015, ascendió a 118 millones de pesos, 19% más a lo reclamado en 2014, y de este monto, el saldo abonado fue de 69 millones de pesos, 58%.

 De cada 10 reclamaciones, agregó, nueve son relacionadas por el uso de tarjeta de crédito y una por la utilización de tarjeta de débito. Tagle consideró que las tecnologías de la información son usadas por delincuentes para realizar ilícitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.