TERCER INFORME DE SYSTRA EVIDENCIA QUE NO EXISTE RIESGO DE DESCARRILAMIENTO EN L12

Réplica de medios.

Medio: http://aldf.gob.mx

Fecha: 20 de Enero de 2015

En relación al tercer informe sobre la Línea 12 de la empresa Systra, contratada por el Gobierno del Distrito Federal y a la que se le han pagado más de 50 millones de pesos, el Dip. Cuauhtémoc Velasco Oliva señaló encontrarse sorprendido por los resultados de este análisis y más aún “por el hecho de que ahora el STC Metro intenta desacreditarlo mediante una opinión de dos cuartillas de la empresa TUV Rheinland, que participó en la certificación original de la vía”.

Velasco Oliva explicó que en la página 29 del informe de Systra, así como en sus conclusiones contenidas en las páginas 50 y 51 del mismo, se señala textualmente que: “Los resultados de los ensayos de seguridad son elevados pero aceptables… El tren puede operar en seguridad” y que “Desde el punto de vista del retorno de experiencia, la inscripción de bogies es segura”.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la ALDF hizo hincapié en que el documento también establece que el coeficiente de seguridad al descarrilamiento está dentro de los niveles aceptables, por lo que incluso se pone en entredicho el cierre de la Línea 12, al no establecerse un riesgo para los usuarios.

Por otro lado, también las conclusiones del informe señalan que “se confirma que es posible modificar el tren actual con objeto de obtener una mejor inscripción con el trazo de la Línea 12” . Velasco continuó: “No obstante los resultados del informe, ahora se nos presenta una opinión, que afirma estar basado en opiniones emitidas durante 2014, que señala que el tren no cumple con las especificaciones adecuadas, y brevemente concluye que Systra está equivocada, punto de vista anterior al informe de ésta, en enero de 2015”.

El también integrante de la Comisión Investigadora de la Línea 12 creada por la ALDF explicó que se trata de un manejo “muy delicado” pues se pretende descalificar a una empresa a la que el propio Gobierno local contrató y con ello buscar imponer un cambio de trenes en la Línea 12, que va significar que la Línea continúe parada hasta que no se resuelva el arbitraje internacional a que sin duda dará lugar.

Finalmente, Velasco Oliva señaló que esta manipulación tendrá también un importante efecto en el juicio que se sigue en contra del consorcio constructor de la Línea 12, integrado por Alstom-ICA y Carso Infraestructura, ya que “responsabilizar exclusivamente a CAF, llegando al extremo de pedir un cambio de trenes, será una prueba que el consorcio podrá utilizar para ser eximido de toda responsabilidad enla construcción de la Línea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.